HISTORIA

La historia de esta empresa orgullosamente argentina comienza a escribirse allá por el año 1964, cuando los hermanos CURRAO aceptaron el desafío de incursionar en la producción de herrajes, poniendo como respaldo el nombre de su familia.

Trayendo consigo la tradición italiana del buen diseño y el tesón de los inmigrantes de aquella época,  con humildad y perseverancia, trabajaron de sol a sol para levantar los pilares de la gran empresa que hoy conducen. Así, comenzaron fabricando aireadores en forma artesanal, hasta incursionar en el mundo de la fundición de metales.

Para fines de la década del ’60 lanzaron al mercado la primera manija de diseño denominada 2100 “Filete”, destacándose rápidamente por su diseño original y la calidad de su terminación. Con este ejemplo, se establecieron los sólidos valores que representan a la marca CURRAO: INNOVACIÓN  tecnológica, DISEÑO exclusivo y los más altos estándares de CALIDAD.